La historia de los cambios en las redes sociales y cómo nos han fallado

* Inserte aquí música con violines y léase en tono serio * Érase una vez en Internet, este lugar intangible donde millones de usuarios navegamos. Las precursoras de las redes sociales aparecen en la década de los 90 con páginas web como GeoCities y TheGlobe.com. En ellas, los usuarios podían subir información e intercambiar comentarios.

A partir del 2000 hay un boom del internet y se abren espacios para hacer amigos online o interactuar con tus amigos de la vida real. Tal vez recuerdes MySpace, incluso Messenger; pero actualmente Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat, entre otras son las redes sociales que prefieres para ser parte de la vida digital.


« Ya que hablamos de vida digital, hablemos de cómo organizar tu muerte digital »


Sin embargo, existen tantos cambios en las redes sociales, que ya no sabes qué está pasando. «¿Quién soy, dónde estoy?» podría ser tu próxima publicación en …. ¡No lo sé!

Y sí, algunos cambios son buenos y los estábamos esperando hace mucho, pero otros le quitan la esencia de las redes sociales. Así que he decidido hacer un post bien hater sobre esas nuevas opciones que no he pedido.

Instagram

Ya suficiente la tuvimos con la nueva imagen de Instagram, ahora viene Instagram Stories, un feature que te permite subir fotos y videos solo por 24 horas, como lo tiene Snapchat. Pero esta no es la primera vez que Instagram copia a una red social, pues cuando abrieron la opción de subir videos, la idea venía de Vine. Esta última red social consistía en subir videos de seis segundos que se reproducían en loop. Al inicio Instagram sólo permitía videos de 15 segundos y actualmente pueden ser de hasta un minuto.

«Snapchat merece todo el crédito (…) Cuando eres un innovador es fantástico. Del mismo modo que Instagram merece el crédito por darle relevancia a los filtros. No se trata de quién lo inventó. Se trata de un formato, y de cómo lo llevas a una red y le das tu propio toque», aseguró el director ejecutivo de Instagram, Kevin Systrom, en el lanzamiento de Instagram Stories.

Debo confesar, que el cambio que sí amé de Instagram y que todos los primeros usuarios odiaron fue que se puedan subir fotos que ya tenías guardadas en tu dispositivo. Esto le abrió más opciones para subir fotografías de calidad y creo que esa es la esencia de Instagram: fotos y videos increíbles, bonitos, memorables.

Snapchat

Esta es una de las redes sociales más nuevas y en boga, que agregó hace poco la opción Snapchat Memories, que consiste de crear un álbum de snaps. Mmm… Esto me huele a Instagram. Y esto sí que le quita todo el feeling a Snapchat, que es una red social ideal para lo efímero, lo que desaparece después de 24 horas y lo que no quiero que permanezca.

A ver, Instagram y Snapchat, deben entender algo: no son competencia, son conceptos diferentes. Dejen de copiarse.

Twitter

Nace como una red de microblogging que te permite publicar hasta 140 caracteres de texto. ¡Pero pretenden ampliar esta cantidad! ¿Cómo te sientes al respecto? Yo, súper engañada. A mi Twitter me enseñó a ser breve, concisa y a ordenar ideas en 140 caracteres, ¿por qué me lo quiere quitar? Si quiero escribir un post largo, me voy a Facebook. ¡Ah, es que de ahí lo sacaste, Twitter! Basta, no es necesario copiarle. Ya lo hiciste con la opción de darle Me gusta a los tuits, aunque le diste un giro siendo un corazón. No, tampoco me gusta.

Alce la mano quien cree que Twitter pierde su esencia si aumenta la cantidad de caracteres:

                                                             

Facebook

Te quise dejar para el final, porque tú eres el maestro de los cambios en las redes sociales. Sí, a tí te digo. Comenzaste imitando a Twitter con la opción de los hashtags y de paso llamaste a la información de mi muro: «Timeline«. ¡Pff, qué poco original! No creas que no me di cuenta que copiaste de Timehop eso de Mis Recuerdos. Y lo de masificar el streaming lo hizo primero Periscope.

Pero en todo caso, tengo que darte el mérito de ser la red social más fuerte y que has sabido permanecer en vigencia. Y es que no conozco a alguien que no tenga Facebook y si no tiene una cuenta, pienso que es un psicópata.

Comente y comparta si a usted tampoco le gustaron estos cambios en las redes sociales.

Viajar es mi lugar feliz. De risa libre. Nunca me peino.