Los sueños de Steven Tyler pasean en un Kia Stinger

Qué ocurre cuando una leyenda del rock siente que llegó a un espacio donde requiere de nuevos sueños para vivir. A veces el vértigo y la potencia pueden recordarte lo que fuiste y hacerte sentir de nuevo tus sueños originales. Es lo que el comercial del Kia Stinger 2018 de 365 caballos de fuerza, con un experimentado Steven Tyler de conductor en una pista de automovilismo de arena te demuestran.  Fue televisado en el Superbowl de este año como el Kia’s 2018 Big Game.

Un clásico entre las baladas rock, Dream On presta sus acordes para el comercial, y la estrofa de aquella canción combina de forma innegable cuando dice: “Cada vez que me miro en el espejo, todas estas líneas en mi cara está cada vez más claras”. En el retrovisor Steven Tyler ve una forma muy imaginativa de volver a sentir y todos quienes alguna vez se conmovieron con esa canción inmemorial, saben que hay que soñar, “sueña hasta hasta que tus sueños se hagan realidad“.

En el anuncio entonces ocurre lo inesperado, un Steven Tyler cuarenta años más joven siente el rugido del motor y de las multitudes y ese ruido es un “siente algo de nuevo” con el cual pueden identificarse muchísimas personas, porque quién no ha sentido en algún momento de la vida que necesita una nueva ilusión, una flamante meta por cumplir.

Kía Motors, con su esperado modelo del Kia Stinger 2018 llega triunfante a la meta, al concretar un video que conecta con la gente, ya lleva 16 millones de reproducciones en menos de un mes y espera que su auto sea uno de los mayor rendimiento en la historia de la marca.

Es que el Stinger GT, en su versión doble turbo V6, lleva a los sedan deportivos a otro nivel, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 167 millas por hora,  y alcanzar desde cero una velocidad de 100 Km/H en tan solo 4.7 segundos.

Otro invitado en esta historia es el dos veces campeón de Fórmula Uno y campeón de las 500 millas de Indianapolis, el brasileño Emerson Fittipaldi, quien mira la escena también con la autoridad de su experiencia en autos de velocidad.

Y además tenemos al joven Steven Tyler, que fue logrado gracias a efectos especiales notables con CGI (imágenes generadas por computadora, por sus siglas en inglés). Para ello fue necesario esculpir la imagen del rostro de Tyler con adiciones de músculo, grasa y cartílago para revertir el paso de tiempo en su rostro. Se usaron tomas y fotos antiguas para emparejar de forma experta y adecuada los labios, cejas y pómulos del artista.

 

El comercial fue diseñado en Frankfurt y desarrollado en la famosa pista de Nurburgring, Alemania, y forma parte de la estrategia global de Kía que se ha asentado con bastante éxito en distintos mercados del mundo, entre ellos Kia Ecuador, donde ya se ha posicionado como la segunda marca preferida de los ecuatorianos, basado en las ventas obtenidas y pese a estar en el mercado mucho menos tiempo que sus competidores.

¿Qué te parece el Kía Stinger 2018?


«Lee también Más allá de comprar un carro ecológico»


Escribo, canto, callo, cavilo, camino, amo, yazgo, proveo, escucho, vino, amigo y-no faltaba más-gato. Ah, y en Makía redacto :).