La inexistente industria musical en Ecuador

Por: Luisana Castro

 

La carencia de una industria musical como tal no impedido que los artistas ecuatorianos tomen las riendas y hagan conocer su música dentro y fuera del país.

En la segunda mitad del siglo XX existió una moderada industria musical y junto a esta saltó a la fama latinoamericana Julio Jaramillo, incluso empresas como EMI Music, Sony, Universal, entre otras tuvieron su sede dentro del país.

Aunque, a finales de la década de los 90, la industria musical desapareció del país, pues las disqueras y editoras no vieron rentable sus ventas. La competencia informal de material discográfico y los aranceles cobrados por la elaboración e importación de discos, quebró la industria.  Es por esto que artistas ecuatorianos durante este largo tiempo ejecutar como sus propios managers, productores, arreglistas y demás para sacar a flote su música.

https://www.instagram.com/p/CKhi_dnHMHF/?igshid=15pbm7wkdrdz7

Además, de encontrar la manera de financiar sus propios proyectos por medios de campañas de Go Fund Me, tal como lo ha hecho Luz Pinos, Camila Pérez, Lyzbeth Badaraco entre otros. Esto le da la libertad al músico de elegir qué música hacer sin pasar los filtros que exigen las disqueras y cómo consecuencia hay un resultado musical más orgánico y con la misma calidad impecable que tiene un albúm producido por una disquera.

Camila Pérez junto a Luz Pinos con quién sacó el tema ‘Hablame” en noviembre de 2020

Si bien es cierto que Ecuador no ha dado artistas destacados a nivel internacional, tal como Colombia y Puerto Rico en la actualidad. Es un rasgo que también involucra infidelidad de la audiencia nacional, pues desprecia el talento ecuatoriano. Por lo tanto y gracias a plataformas digitales, los artistas independientes cosechan sus triunfos en otro país o continente.

Otra de las razones de la no industria musical son las radios que siguen repitiendo viejos éxitos, lo cual se acentúo más con la ley del 1×1. Esta consistía en reproducir en un mismo espacio 50% música nacional y 50% artistas internacionales, pero esto no favoreció en nada a nuevos artistas ni siquiera a aquellos con trayectoria.

Las radiodifusoras difícilmente reproducen temas de artistas nuevos, pero gracias a los espacios digitales antes mencionados los músicos ya no deben acudir a la payola (pagar para que la música suene en una emisora), pues a través de dichas plataformas pueden, sonar en otros países y pueden observar estas métricas en la palma de su mano.

Lyzbeth Badaraco y su homenaje a Medardo

 

Lyzbeth Badaraco con su tema `Cartas a Medardo` inspirado en las últimas horas de vida del poeta Guayaquileño. Video dirigido por Guido Bajaña Yude.

Ecuador cuenta con excelentes artistas, pero falta el apoyo del público para que se empiece a sementar nuevamente una industria musical en el país. Además, del pago a tiempo los derechos de autor y lidiar con el ego de algunos artistas.

¿Qué tendría que pasar para que Ecuador recupera su industria musical?

 

Fuente: Pichincha Comunicaciones – El Telégrafo

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.