Historias detrás de los himnos nacionales

¿Tú también lloraste escuchando tu himno nacional?

Los seres humanos somos emotivos por naturaleza, incluso el ser más frío del mundo tiene un punto débil. Algunos se quiebran viendo Coco, la película, otros con la historia del perrito fiel Hachiko, otros porque una cucaracha perdió su patita para caminar, pero si hay algo que puede conmover a miles de personas a la vez, quizá sea un himno nacional escuchados o cantados en el momento oportuno, especialmente estando en el extranjero.

Los himnos surgen como composiciones con vocación colectiva, casi que tribales, que han conseguido unir millares de voces en rededor de una causa, un lema, un país. Como la mayoría fueron compuestos en el siglo XIX, suelen contener expresiones antiguas y ser muy formales y llenos de sentimientos nobles y guerreros, total están hechos en que las guerras se peleaban mano a mano, espada contra espada. Veamos algunas historias que te recordarán la última vez que lloraste al escuchar esa canción que te identifica con tus compatriotas.

La Marsellesa

Estatua en el Arco del Triunfo en Paris.

Probablemente himno nacional de Francia sea el himno nacional más reconocido del mundo, o por lo menos el que tiene la fama de ser el más bonito. Para gustos, colores, pero sin duda tiene una historia muy singular.  Francia en guerra contra Austria, el alcalde de Estrasburgo pensó que sería buena idea componer un himno patriótico para el ejército del Rhin. Se lo encomendaron al poeta, músico y capitán de ingenieros Joseph Rouget de Lisle, quien a los 5 días, un 25 de abril de 1792, lo tuvo listo. En julio de 1792, voluntarios marselleses lo cantaron al entrar a París y se popularizó, siendo conocido como La Marsellesa. Es el primer himno que no nombra a Dios. Prohibido durante la etapa del Imperio y la Restauración. Volvió en la Revolución de 1830 y se oficializó como himno nacional francés en 1958. Y hasta The Beatles usan sus notas iniciales en su canción All You Need Is Love.

<Lee también: Estos son los himnos más lindos del mundo>

Cuando Jimi Hendrix electrizó el himno

Los 60`s son el época insigne de la revolución del siglo XX en el mundo occidental. La liberación sexual y la irrupción del rock como música para jóvenes llevo a que el mítico guitarrista Jimmi Hendrix interpretase el tradicional Star Spangled Banner con su guitarra eléctrica de un modo muy sicodélico. Maravilló al mundo, horrorizó a los conservadores y quedó como parte de su legado de genialidad en el festival de Woodstock en 1969. Fue cierre de su concierto que empezó a las ocho y media de la mañana y el solo que incluyó el himno de EE.UU. fue parte de un medley de “Voodoo Child” (slight return) y “Purple Haze.

Mexicanos al grito de guerra

Escrito por Francisco González, con música de Jaime Numó Roca, solo ver a una delegación mexicana entonar su himno es emocionante, Muchos doblan su brazo hacia su pecho, y con rostro bravío van relatando la historia de los Mexicanos al grito de guerra estará dispuestos a defender su territorio patrio, pues “el cielo, un soldado en cada hijo te dio”. … hasta llegar a su clímax donde repiten el versos final del coro: “Y retiemble en sus centros la tierra al sonoro rugir del cañón”.

El asilo contra la opresión

Si se han fijado, el himno nacional chileno tiene un remate igual de emotivo que el mexicano, cuando rematan con la repetición del verso: o el asilo contra la opresión. Como la mayoría himnos latinoamericanos, sus letras tratan sobre vencer el yugo opresor, usualmente en América este país del cual libertarse fue España, que en cambio tiene un himno muy melodioso, como una fanfarria real, sin letra alguna.

La flama olímpica

Los Juegos Olímpicos dan oportunidad de escuchar algunos de las interpretaciones de himnos más emocionantes. En especial cuando es un país poco habituado a ganar una medalla de oro.

Il Caballino rampante

En la F1 de autos, ganar una carrera implica muchos factores, entre ellos tener una enorme infraestructura tecnológicas y motora. De allí que hay escuderías muy habituadas al triunfo como McLaren, Williams, Renault, todas inglesas o que comparten motores alemanes, según sea el caso. Pero si hay una que ha hecho encariñar a todo el mundo con el himno de Italia es la Ferrari, y quién no si es sumamente alegre esa tonada, captando el espíritu de dicho país.

God save the Queen

El himno de Inglaterra cantado por miles de ciudadanos es un espectáculo, porque el pueblo inglés es muy dado a cantar en grupo por muchos motivos. Es el himno oficial más antiguo en la actualidad y ciertamente le desea muchos parabienes a la Reina, gloria y fortuna, larga vida y “un largo reinado sobre nosotros”.

Por supuesto en cada país, especialmente los latinoamericanos, suele decirse que el himno de su país es el segundo más bonito, luego de la Marsellesa.

¿Cuál es tu himno nacional favorito?

 

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.