Ex Presidente de Brasil, Lula da Silva, enfrenta cargos realmente graves

Los fiscales del estado de Sao Paulo presentan cargos -desde el miércoles- contra el ex presidente Luiz Inacio Lula Da Silva, por supuesto lavado de dinero y la ocultación de bienes, que implica un apartamento de lujo en la ciudad frente a la playa de Guarujá.

Dichos investigadores federales sospechan que Lula, su esposa (Marisa Letícia) y el hijo mayor de ambos (Fábio Luís) son dueños del apartamento triplex. Por su parte, el ex mandatario niega las acusaciones y afirma que los cargos tienen motivaciones políticas.

Cabe destacar que Lula, a sus 70 años, es una de las figuras políticas más prominentes de Brasil, que ha agitado el complejo panorama actual de la política brasileña. Los cargos específicos sobre los cuales lo acusan no están del todo clarificados.

Lula-da-Silva

“Varias pruebas dicen lo contrario”

Eso fue lo que señalaron los fiscales cuando Lula negó los cargos. Ellos creen que el apartamento de Guarujá nunca figuró en el patrimonio de su familia, por lo cual decidieron denunciarlo por ocultación del bien.

La denuncia, que no está relacionada con un interrogatorio al que Lula fue sometido el pasado viernes (no se especifica de que otro caso es), supone un paso importante en el proceso contra el exmandatario. Si el juez de primera instancia decide admitir las acusaciones presentadas el miércoles por los fiscales Cássio Conserino, Fernando Henrique Moraes de Araújo y José Carlos Blat, el expresidente pasaría a ser un reo.

Según informa EFE, Lula también enfrenta otra investigación en relación a un segundo inmueble: una finca rural en el municipio de Atibaia, Sao Paulo; lugar que está a nombre de allegados y donde el expresidente reconoció que pasa muchos fines de semana.

Ambos casos son relacionados por La Fiscalía de Paraná, con un posible suceso de corrupción en una petrolera (Petrobras).

ex presidente brasileño

Los fiscales anunciaron para el jueves una conferencia de prensa donde hablarán de este caso. Imagen: AFP

Por otro lado, la defensa de Lula solicitó al Tribunal Supremo que se pronuncie sobre el posible conflicto de competencias que existe, debido a que dos cortes diferentes investigan «los mismos hechos». Los abogados de Lula declararon que no existen motivos para que el caso se investigue por la Fiscalía de Paraná porque es “absurdo” establecer una relación entre los inmuebles citados y el desvío de dinero en Petrobras.

Opiniones sobre el caso

Los seguidores de Da Silva han condenado las maniobras legales contra él, afirmando que es parte de una conspiración para expulsar a Rousseff y prevenir Da Silva se postule a la Presidencia en 2018.

En un comunicado, el abogado del Sr. da Silva cuestionó si el fiscal principal en el caso, Cássio Conserino, albergaba motivaciones políticas.

Imagen de portada: AFP

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.