Estatuas del mundo despiertan con sus mascarillas

Los antiguos próceres también usan mascarillas como los héroes actuales

Por Sabrina Rodríguez

Son muchos los países que se vieron en sus monumentos la oportunidad de una campaña de concientización mediante la colocación de mascarillas a sus estatuas o monumentos más importantes. Esto con el fin de recordarles a los ciudadanos que se está viviendo un momento difícil de contagio.

Estatua «The fearless girl» frente al edificio de la Bolsa de New York, Estados Unidos.

No se podría decir con exactitud cuál fue el primer país en implementar estas acciones con sus monumentos, pero si regresamos a unos años atrás, en 2016 la organización GreenPeace colocó mascarillas a distintas estatuas icónicas de Londres, como una forma de denunciar la contaminación del planeta.

En la estatua de Eros en Piccadilly Circus, en Londres, fue colocada una máscara de gas.

En la estatua de Eros en Piccadilly Circus, en Londres, fue colocada una máscara de gas.

En un situación en la que el uso de la mascarilla se volvió obligatoria, la contingencia del COVID-19 hizo que este gesto se volviera común en decenas de ciudades, como un forma simbólica de que se está en batalla frente a esta crisis y donde los héroes actuales han dejado de ser los generales o dioses sino los doctores, enfermeras, guardias, policía, mensajeros y más personas que están haciendo de sus oficios una labor vital para que la sociedad en general sienta esperanzas de recuperarse.

Esta fotografía fue tomada en Bélgica, en donde las estatuas parecen estar más protegidas que la mujer de la foto.

Así, países como Argentina, EE.UU, España, Brasil y Ecuador son parte de los que se han sumado a esta campaña para primero generar conciencia y luego apuntar a que las ciudades que ya están afectadas por el COVID19 y todo el desasosiego que ha provocado, sepan que habrá un futuro donde todos podremos volver a funcionar, ojalá para mejor, en sociedad, desde las calles, trabajos, hogares y virtualmente. Por eso y más motivos las mascarillas en las estatuas han venido apareciendo también en Alemania, Italia, Reino Unido, Suiza, Francia, Polonia, China y su paradigmática ciudad Wuhan, Turquía, Estambul, Bélgica y Finlandia.

Jardín «Des Tuileries» en París, Francia.

La ciudad Guayaquil en Ecuador, ha sido una de las más afectadas en Latinoamérica por la pandemia. Fue por ello que su Alcaldesa quiso sumarse a este acto simbólico, y la emblemática estatua del encuentro de Bolívar y San Martín en la Rotonda del Malecón apareció con mascarillas, y otras más. Cynthia Viteri, su antecedente más cercano  fue Argentina, donde hasta la estatua de Maradona tiene mascarilla.

En Argentina el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti también ha dado pie a la iniciativa, poniéndole barbijos (otra forma de mascarilla) a distintas estatuas como las  estatuas de Eva Perón, Ernesto Che Guevara, la escultura de Alberto Olmedo en Pichincha y hasta Inodoro Pereyra, el personaje del inolvidable “Negro” Roberto Fontanarrosa. Y no solamente es una iniciativa política sino de ciudadanos que han querido sumarse.

https://twitter.com/Bellealouette/status/1249793903718469634?s=20

 

Al ser la mayoría de estatuas de un tamaño mayor a las de los seres humanos, por supuesto no se les ha puesto mascarillas reales, sino un trapo que se le asemeje. Por supuesto así como hay muchas personas las que le parece un bonito gesto, otras señalan que es inoportuno o que escapa a la dura realidad. Sin embargo, es de suponer que todas estas ciudades que en cierta forma se han hermanado en esta iniciativa, han trabajado en las prioridades de esta crisis y lo seguirán haciendo. 

Fotografía tomada en Montreux, Suiza. Estatua de Freddy Mercury la cual usa mascarilla y muestra letrero invitando a quedarte en casa.

Como vemos a continuación en distintas partes del mundo, las mascarillas pueden convertirse en parte de esa necesaria memoria ciudadana que permitirá recordar que las ciudades requieren tener un sistema de salud que resista mejor cualquier consistencia y que con el bienestar de las personas los políticos nunca deben jugar ni escatimar esfuerzos.

Estatua del famoso comediante Alberto Olmedo en Argentina.

Estatuas en las calles de Wuhan, lugar donde se originó la pandemia.

 

Escultura de Igor Mitoraj “Eros Bendato” en la plaza principal de Cracovia, Polonia.

Personajes femeninos del monumento «Las virtudes de Guayaquil» en Guayaquil, Ecuador.

¿A qué estatua le pondrías un barbijo o mascarillas?

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.