Errores que cometes en tu skin care

El cuidado de la piel es importante quieras o no tener una piel luminosa, pues este es el único órgano expuesto de nuestro cuerpo.

Por: Luisana Castro

Una piel hermosa no es aquella que usa todos los productos que nos ofrece en internet o aquella que usa los productos más caros o una rutina de 10 o 15 pasos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Vi / SPF mom (@whatsonvisface)

Es necesario tener una rutina de acuerdo a las necesidades de nuestra piel, aquí te dejamos aquellos erroes que estás cometiendo y no te dejan tener la piel luminosa y saludable que deseas.

Querer usar todo tipo de activos

Aunque activos como el ácido láctico, ácido glicólico, niacinamida, retinol o ácido mandélico, son fabulosos y con beneficios excelentes, tal vez tu piel no los necesita. Cada piel tiene necesidades diferentes y es por esto, que cada rutina es diferente y requiere rutinas personalizadas.

Saltarte la rutina de cuidado facial

Ya sea pasarla por alto en la mañana o en la noche, es un grave error, pues tu piel necesita estar limpia para absorber todos los beneficios que le brindan los productos que usas. Además no limpiar tu rostro en la noche, sin quitar impurezas y/o maquillaje, solo te sacará granitos.

Querer resultados inmediatos

Los productos de skin care no son mágicos y cada uno tiene su proceso en la piel para empezara actuar; así que la paciencia debe ser clave para lucir una piel hermosa, además de constancia, pues esto hará que los activos hagan efecto.

No usar protector solar

¡Grave error! El protector solar es el antirrugas por naturaleza y jamás debes saltarlo en tu rutina de skin care. Además no solo funciona como antiedad, sino que te previene de quemaduras solares. Recuerda que aunque la temperatura baje o esté muy nublado, los rayos solares siguen activos y la luz azul puede afectar a tu piel también.

No seguir el orden adecuado

Las rutinas están diseñadas por pasos, es importante que primero coloques los productos más livianos. Podrías empezar; por ejemplo con ácido hialurónico o vitamina C, seguido de tu humectante y posteriormente sellar aquella hidratación con protector solar o aceite. Incluso hacer slugging, si tu piel lo necesita; dependiendo si es  tu rutina AM o PM.

¿Has cometido alguno de ellos?

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.