Duque Vélez: El trabajo artesanal recupera su belleza en el saber hacer

Cuando vemos el trabajo de los diseñadores latinoamericanos sobresale la herencia cultural, los artistas se enfocan en reflejar el contexto social y destacar lo mejor de la historia a través de sus colecciones. Nos encanta la idea de ver como nuestros diseñadores se enorgullecen por rescatar este aspecto en su marca y mostrarle al mundo lo buenos que pueden ser con el trabajo artesanal.

La mayoría de los diseñadores locales aun enlazan el trabajo artesanal con la moda y otros han cruzado esa línea, optando por crear otro tipo de prendas. Jorge Duque Vélez, diseñador de moda,  es un buen ejemplo de cómo se debe incorporar el trabajo artesanal a la moda siendo fiel a su ADN.

Cortesía: DUQUEVELEZ

Cortesía: Duque Vélez

Hace muchos años Jorge decidió trabajar con artesanos porque el origen de su trabajo viene desde la historia cultural y étnica. El sentía la necesidad de nutrir su trabajo por retratos que tiene en su memoria, porque no se puede desligar como latinoamericano y colombiano. Siente que vincular este aspecto es una fuente inagotable de inspiración.

El trabajo artesanal hay que mirarlo desde la antropología, sociología, semántica y empezar a entenderlo como algo realmente importante

Para emprender el trabajo artesanal e incorporarlo a la alta costura el diseñador colombiano hace hincapié en dejar de lado lo vulgar y lo tosco. Los diseñadores tienden a abordar un diseño de forma “bruta”, en el sentido que, deja de lado la sutilidad de recuperar su saber hacer, que es justo donde radica la belleza del trabajo artesanal, señaló Duque.

Cuando se logra conectar con ese trabajo artesanal, se refina y se puede entregar nuevos elementos creativos, nuevas proporciones, nuevas variables, eso es cultura

La cultura para él es ese refinamiento, es empezar a buscar e hilar, es estar un poco más ligado con el artesano quien entiende lo puro que debe ser el trabajo y mientras “más puro, más refinado es”.

 

El diseño de modas, al ser también un arte, tiene consigo esa carga social de símbolos y significados, para esto, Jorge recomienda a los diseñadores, conectarse profundamente con el trabajo artesanal, ser formal al momento de incorporarlo, profundizar y conocer; y no abordarlo de una manera superficial.

 

Pineda Covalin SS2014

A post shared by JORGE DUQUE (@jorgeduquevelez) on

 

Lo más importante es: ser fiel a su ADN, Vélez aún se encuentra en la búsqueda pero claramente le caracteriza un diseño fuerte y contundente, lleno de voz que procura tener un trabajo íntimo y creativo. El hilo conductor que siempre predomina es el poder, la sutilidad y fragilidad.

Cuando el diseñador es fiel a sí mismo y aclara sus conceptos estéticos, define sus criterios creativos y crea un lenguaje contundente, podrá encontrar su ADN

Al momento de involucrar el trabajo artesanal a la moda los diseñadores tienen un grado de responsabilidad alto porque están trabajando con la herencia de ese pueblo. Los diseñadores son los garantes de este legado. Jorge menciona que: “el diseñador puede dañar ese trabajo o lo puede sublimar”.

 

 

Finalmente el diseñador nos comenta que le gustaría ganarse el título de “modisto” porque se dedica a coser y tejer. “Es ahí donde está la mística del oficio, el diseño simplemente es un mood… cuando me enfrento al trazo me enfrento a la construcción”.

 

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.