La vida es un patrón de memorias con Galo García Carrión

¿Qué te ha llevado hasta aquí? Si nuestra memoria pudiera plasmarse en un lienzo, habrían muchas imágenes superpuestas, transparentándose entre sí. ¿O no? En ese lienzo habría también un camino entrecortado delimitando visiones, siluetas, ilusiones, símbolos y hasta el reflejo de uno mismo. Quizá. Y un Dèjá Vu.

Paisaje Urbano, basado en mural de Jorge Swett y Segundo Espinel.

Pues Galo García Carrión, un joven pintor de 57 años, tiene una exhibición llamada Dèjá Vu, en la galería DPM de Guayaquil. Son quince cuadros donde en base a una novedosa técnica que semeja patrones de costura, arma un lienzo intrincado, pero a su vez una suerte de caos ordenado. Allí reúne una serie de imágenes que le han dejado un rastro en distintas temáticas.

Memorias Subyacentes. Acrílico sobre lienzo 70 cm x 90 cm

Por si te preguntabas, sí, Galo García Carrión es una persona joven en toda la extensión de la palabra, pues ha sabido combinar su edad y experiencia con la intensidad para atreverse a hacer lo que lo apasiona, así en el día es abogado, los fines de semana usualmente surfea y en las noches y en su mente es pintor. Eso sí, cree que si luego quisiera arrancar nuevas etapas en otro campo, no cree que su esposa lo permita. Reímos. Además indica que lo que vive ahora, lo llena mucho.

Pret´a Porter.

A los 42 años se dio cuenta de que el arte que llevaba tan presente, le pedía más que ser un fan. De niño lo llevaban a museos y luego sintió el bichito de coleccionar arte, tras frecuentes visitas a galerías. Entonces vio la oportunidad de estudiar de manera formal sin que los costos sean tan elevados.

Patrones. Prototipo 1.

Entró al Instituto Tecnológico de Artes del Ecuador (ITAE), donde compartir con aspirantes a artistas y le permitió consolidar técnicas y creatividad junto a ellos y maestros. De hecho algunos de los profesores emblemáticos de dicha entidad eran quienes conforman el colectivo La Artefactoría, a quienes, con un acrílico sobre lienzo llamado Es inútil sublevarse, realiza una suerte de homenaje.

¿Pero cómo se estructura Deja Vú?

Es inútil sublevarse. 70 cm x 90 cm.

Te cuento más. Pensemos en dicho cuadro Es Inútil Sublevarse, allí puedes hallar diversas siluetas entrecortadas que se superponen, y han sido tomadas de cuadros de Jorge Velarde, Marcos Restrepo, Xavier Patiño, Marco Alvarado y más. Lo fondea de amarillo (en realidad la mayoría de la serie mantiene el lienzo en blanco) y va colocando las figuras del primer plano. Las figuras las ha hecho como el sastre al patrón de sus prendas. Parecen marcadas con tiza, las recorta, y las traslada al cuadro. Todo esto es dibujado,  luego arma otro plano y lo acumula encima del plano ya trazado según el orden que desea. Y las figuras parecen agarrar movimiento, parecen interactuar entre sí, a veces simulan estorbarse, en otras una fusión. El caso es que de ese aparente garabato metódico y plano, uno puede ensimismarse, y hacer como el autor, agarrar ese fragmento y ponerlo en algún sitio de la memoria, buscar sus simbolismos. Uno elige en qué enfocarse.

1967. Cuadro basado en Pata Pata, del maestro Tábara.

Los moldes los mantiene porque va a seguir haciendo obras con esos moldes. Hay cuadros con trazos más fuertes e intrincado. Galo García Carrión señala que su primer boceto es la imagen del cuadro original. Como por ejemplo cuando hizo el patronaje para los cuadros inspirados en cuadros Guernica de Picasso, o el mural de Guayasamín que está en la Asamblea Nacional.  ¨El cuadro queda completamente convertido. La memoria está allí, pero está todo¨, señala.

Tantos temas como patrones

Fueron cuatro años lo que tomó armar la exhibición. Pero no todos son sobre cuadros. Hay muchos más temas cosas. Uno de ellos es Guayaquil y las cosas que le parecen simbólicas o destacan en la memoria colectiva (monumentos, semáforos, la típica cámara de parque, etc). Elige los elementos que van a formar parte del cuadro de acuerdo a la temática. Y lo plasma. Hay además algunos mensajes subliminales. Los patrones dieron origen a la muestra con puntos y rayas, cruces.

KillCity 150 cm x 100 cm.

También podemos ver su autoretrato Selfie, un lienzo magenta interesantísimo con el cual muchos podrían sentirse descubiertos. En Derecho de autor y Memorias subyacentes habrá quienes reciban un pincelazo a sus remembranzas. Y sin duda uno de los que llama más la atención es aquel Pret´a Porter que es básicamente el patronaje de prendas de vestir variadas y esa sencillez es visualmente muy eficaz, esta vez en una serie de 8 cuadros que se agrupan formando un gran contraste en la pared.

No tengo un color favorito. Mi actitud para ver la vida es muy amplia en mente y corazón, no soy de tener algo favorito.

Galo García Carrión

Al consultarse sobre sus anteriores exhibiciones, García señala que hay un cierto hilo conductor respecto a las nociones de la historia del arte y autorretratos, pero no se parecen. Ni lo harán las futuras exhibiciones ¨Antes trabajé con burbujas de jabón, o radiografías aplicando distintos conceptos. He llevado la pintura más allá de lo que yo mismo imaginaba. Mi compromiso con el arte no termina aquí, pero aún estoy gozando la actual exhibición, porque ha sido para mí una realización, una linda experiencia¨.

Dónde ver Deja Vú

La obra estará expuesta al público durante tres semanas, a partir del 24 de mayo hasta el 15 de junio, en los horarios normales de la Galería DPM Guayaquil (Circunvalación Sur 111 A y Victor Emilio Estrada), de lunes a viernes, de 9h00 hasta las 18h30.

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.