Deja la manía de hacer listas y comienza a ser más productivo

Por: 30 noviembre, 2015
 

Las manía de hacer listas suele tener una gran utilidad porque las usamos como guías de lo que debemos comprar, pasos que no debemos olvidar y tareas que tenemos pendientes. Normalmente, se recomienda hacer listas con los pendientes del trabajo para poder organizarse mejor: poner lo urgente e importante como prioritario entre otras cosas. Sin embargo, Julie Thompson, redactora del Huffington Post recomienda que las dejes de lado en la oficina si quieres ser más productivo en el trabajo.

Según cuenta la redactora, hacer listas llegó a “convertirse en un ritual cotidiano” que le provocaba estrés y que cuando dejó de hacerlas se volvió más productiva. No todos los que hacen listas lo hacen de manera compulsiva, pero hay quienes se ven más afectados por la insatisfacción o el sentimiento de fracaso que da el no terminarlas al final del día. Thompson era una de ellas. Aquí te dejamos su lista para alejar la manía de hacer listas en tu vida.

Ser más productivo en el trabajo sin la manía de hacer listas:

1. Las listas de tareas y la insatisfacción

Al igual que Tetris y Candy Crush te hacen sentir que no has completado tus tareas y se aferran a ello para hacerte jugar continuamente. Las listas te hacen sentir que no has hecho todo lo que tenías que hacer. Si pasas las 16 horas que estás despierto pensando que no haces lo suficiente vas a terminar por desmotivarte.

2. Listas con más tareas de las necesarias

Las listas son adictivas y en ocasiones tener una lista muy pequeña hace que apuntes más tareas de las necesarias. Tu cerebro siempre encontrará nuevas tareas por hacer, las pongas o no en una lista.

3. Lista larga = estrés

Enfrentarse a una lista larga de tareas por hacer te estresará, hará que sientas que te falta tiempo y puede causarte ansiedad. Todo eso también afectará tu salud. Además, puede que no termines tus tareas de la mejor manera porque solo quieres tachar cosas de tu lista.

No es una forma eficiente de trabajo, ni una manera agradable de vivir. Piénsalo.

4. Recordarás solo lo importante

Dejar de hacer listas te ayudará a recordar solamente lo que es imprescindible. Olvidarás las cosas que no son importantes y tendrás mucho más tiempo para hacer otras cosas que te agradan como relajarte, darte 5 minutos para hablar con los compañeros del trabajo o planear que harás al salir de la oficina… ¿Te espera una noche de películas y helado?

5. Mejor medita

Thompson considera que si sustituyes el tiempo que pasarías escribiendo tus lista de tareas y optas por usarlo para meditar, te verás recompensado. Ella considera que la meditación la ayudó mucho a dejar de lado su estrés y que fue difícil al principio porque sentía que no tenía tiempo. “Me enseñó a empezar cada tarea con un propósito y con atención”, escribe en su artículo.

¿Te ha agobiado la manía de hacer listas? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Fuente: Huffington Post

Bienestar