Guía rápida para entender la cultura kosher y la comida judía

Dentro de la comunidad judía cada acto de la vida se une a lo sagrado, por ello, hasta algo que se podría considerar mundano como comer es una experiencia religiosa. La comida es un tema importante y juega un papel fundamental dentro de la vida diaria. Así, hay animales que un judío no puede comer, como cerdo, o combinaciones de comida de las que debe apartarse. Si aún no habías oído de la cultura kosher y la comida kosher, te vamos a contar un poco del tema.

Cultura Kosher explicada de manera sencilla

El Kashrut es un conjunto de leyes sobre lo que puede o no ser consumido por los judíos, según aparecen en sus textos sagrados. Abarca, además, las normas de conducta alimentaria, las reglas de shejitá (matanza de animales para el consumo), el uso de utensilios y la organización de una cocina judía. Después de años de ser parte de la tradición judía, la comida kosher se ha vuelto un sello de su identidad.

Alimentos

Los sí

La Torá, libro sagrado de los judíos, permite el consumo de los animales terrestres que tienen pezuñas hendidas y rumian (las dos características deben darse simultáneamente). Así se puede comer vacas, corderos, ovejas y toros. En cuanto a los peces y animales acuáticos estos deben tener aletas y escamas, como el arenque, atún, salmón, carpa, mero, sardina, anchoa, corvina, entre otros. Las aves están permitidas a menos que sean carnívoras o carroñeras. Por lo que el pollo, gallina, pato, ganso o palomas son permitidas.

Todas las variedades de frutas, verduras y vegetales son Kosher, por lo tanto, aptas para comerlas, pero deben lavarse y revisarse cuidadosamente para evitar comer insectos.

Cultura-Kosher-comida-kosher-cocina-kasher-(2)

Los no

Animales taref o prohibidos son los que no cumplen las características que explicamos en el apartado anterior o se derivan de animales prohibidos. Animales sin pezuñas hendidas y que no rumian como los cerdos, liebres, camellos, caballos, entre otros. O que no tienen escamas y aletas como TODOS los mariscos, tiburones, delfines, bagres entre otros. La Torá describe unas 24 especies de aves impuras y no aptas para el consumo. Casi todas son aves carnívoras o carroñeras. Los insectos también están prohibidos.

Mucho más que una lista de alimentos permitidos

Los alimentos no solo son kosher por cumplir las reglas que te contamos antes. También deben cumplir con una serie de procedimientos que aseguran su pureza y que son obligatorios.

Un animal kosher debe estar sano antes de faenarlo y ese procedimiento debe ser hecho por una persona versada en la tradición judía (Shojet) mediante un corte profundo que asegura que el animal sufra lo menos posible.

Todas las sangres son prohibidas para consumir, menos las de los peces, por lo tanto, las carnes de animales terrestres y aves deben cubrirse con sal y posteriormente lavarse, con el fin de extraerles toda la sangre. Los hígados por su abundancia de sangre deben ser quemados a la parrilla.

Cultura-Kosher-comida-kosher-cocina-kasher-(3)

Una ley importante del Kashrut establece que no se puede comer carne (Besarí) con leche (Jalabí). Esto significa que tampoco se pueden cocinar productos originales o derivados de la leche y carne juntos. Tampoco se pueden usar los mismos utensilios para la cocción, preparación, servicio, almacenamiento de alimentos de los alimentos Jalabí y Besarí. Estas restricciones no se aplican a los pescados.

Después de comer Besarí hay que esperar seis horas para comer Jalabí, porque tampoco se pueden combinar dentro del estómago. Los alimentos que no son Besarí ni Jalabí se llaman Parve y se pueden comer indistintamente con Besarí o Jalabí.

Los productos Kosher normalmente tienen etiquetas que los identifican como tal. Casi todas las letras que designan un producto kosher vienen encerradas en un círculo:

(P) = Parve
(U) = Certificado por la Unión Ortodoxa de rabinos
(K) = Kosher
(D) = Diary (alimentos lácteos)

¡Ahora ya sabes de qué se trata la cultura y comida Kosher!

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.