¿Cómo vestirnos para ir a la oficina? ¡Mira nuestras recomendaciones!

Hombre o mujer, en Makía traemos tips para ti

Por Sabrina Rodríguez

¿Cómo es la mejor manera de vestirnos para ir a la oficina? De seguro te has hecho esa pregunta muy a menudo, sobre todo cuando no cuentas con un uniforme.

Por ejemplo, ¿Qué zapatos usar? ¿Debo ir formal o casual? Así que no te preocupes, en este artículo te dejamos todas las respuestas que necesitas para vestirte para ir a la oficina, luciendo perfecto en cada ocasión.

¡Mira nuestras recomendaciones!

DRESS CODE

Empecemos diciendo que no hay una regla específica para un aspecto profesional.

Por tal motivo, el ambiente de trabajo es fundamental para establecer nuestro código de vestimenta, pues con el crecimiento de las nuevas empresas y la difusión de un concepto de trabajo más amplio, el vestuario profesional también ha experimentado cambios.

 Hoy día ya no es tan necesario el uso de las corbatas, ni tampoco los trajes son la solución.

Es por ello que, en primer lugar, debes considerar la imagen que transmite la empresa donde trabajas, el tamaño, las edades de tus compañeros y el tipo de objetivo al que se dirige.

¡Recomendaciones de Dress Code!

CASUAL

Si tu ambiente de trabajo es informal y no implica contacto directo con los clientes, puedes enfocarte en una apariencia casual.

Incluso, algunas compañías con un código de vestimenta formal, a veces establecen el día viernes para que éste sea más casual, más cómodo y deportivo para ir a la oficina.

Sin embargo, una apariencia informal de oficina no significa negligencia. Solo debes evitar vestidos resbaladizos, bermudas, shorts y blusas con tirantes finos.

Seas hombre o mujer, busca opciones de blusas anchas, zapatos bajitos para las mujeres y el suéter para los hombres en lugar de la chaqueta.

SMART CASUAL

Este look para ir a la oficina es muy recomendado en empresas jóvenes, con empleados menores de 40 años y un enfoque profesional dinámico.

Aquí, el código de vestimenta Smart Casual proporciona una mezcla de aspecto deportivo y elementos más elegantes.

Complementando todos estos aspectos, es un conjunto profesional pero cómodo que te permitirá lucir amigable sin perder credibilidad.

Por ejemplo, blazers y camisas sin corbata, blusas de color pastel, pantalones de palazzo y vestidos hasta las rodillas son la base de este estilo.

BUSINESS CASUAL

El código de vestimenta Business Casual ya tiene un aspecto mucho más formal para ir a la oficina.

Aquí, el profesionalismo juega un papel importante, pero todavía hay espacio para la comodidad y para jugar con los accesorios.

Este tipo de vestimenta es el aspecto ideal para empresas estructuradas, especialmente si estás planeando un almuerzo de negocios o una cita con un cliente.

Por ejemplo, para los hombres, se recomienda un traje, pero en la versión sin corbata, las mujeres pueden optar por faldas hasta la rodilla o pantalones de corte suave o recto.

Además, nuestras recomendaciones es que digas siempre sí a los colores suaves, como el rosa, crema, y a los tonos pastel.

BUSINESS

Este es el vestuario para ir a la oficina por excelencia. Aquí, el código de vestimenta es el vestuario profesional característico de las empresas.

Aunque no trabajes en una gran empresa, considéralo siempre la opción ideal para ocasiones formales como congresos, reuniones, presentaciones, talleres, convenciones y ferias.

Sin embargo, ten cuidado, pues no debes confundir la elegancia con el exceso: ¡La palabra clave es simplicidad!

Chaqueta y corbata para él, de colores azul, gris o beige; traje de chaqueta y pantalón o chaqueta y falda para ella. Zapatos cerrados o tacones, pero no más de 10 cm.

CUÉNTANOS, ¿QUÉ TE PARECIERON NUESTRAS RECOMENDACIONES?

¡ESPERAMOS TE HAYAN SERVIDO PARA COMENZAR A IR A LA OFICINA LUCIENDO UN LOOK ADECUADO, CÓMODO Y SOBRE TODO, PROFECIONAL!

(Fuente: Dalahi Ortiz)

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.