Carta de Eloy Alfaro a su esposa Anita

¿Sabías que hay una carta de Eloy Alfaro a su esposa que evidencia la gran relación que tenían?

Ana Paredes Arosemena, panameña, llegó a la historia de Ecuador como la esposa del General Eloy Alfaro. Lo conoció cuando él estuvo exiliado en Panamá, luego de una revuelta contra García Moreno. En Panamá, Alfaro fue comerciante y se casó con Ana en 1872. Regresó a Ecuador pero sin su familia en 1875. Ana y sus hijos recién pisaron suelo ecuatoriano en 1895, convertida en la Primera Dama de la nación.

En algún momento ella estuvo bastante decaída de salud en Panamá, ante lo cual, según La Hoguera Bárbara, el libro del escritor e historiador Alfredo Pareja Diezcanseco, el general le escribió una sentida misiva a Anita.

Esta es la carta de Eloy Alfaro a su esposa:

Amada Anita

No creas que te vas a morir porque tienes que vivir para que cuides de nuestros hijitos. A la vuelta de algunos años lo probable es que me muera yo, porque la tarea que me ha impuesto Dios debe tener su término y estoy seguro que los sufrimientos han de continuar hasta arrebatar con mi vida, pero sufrimientos y vida gloriosa que han de llenar de justo orgullo a los míos, especialmente a ti y a mi prole; y sobre todo nadie muere en la víspera, a no ser que tenga la debilidad de abreviar sus días.

Cuando yo me muera, que entre paréntesis debo advertir que no puede ser pronto porque todavía tengo mucho que hacer en esta bendita tierra, entonces sí seguirá tu turno. Después de muchos años llegarás a ser una viejita muy regañona pero siempre muy respetable. Y cuando la gente te vea pasar, dirán con respeto señalándote: esa es la viuda del héroe. Y tú, más orgullosa, resignada, y confortada con mi recuerdo, y siempre protegida por Dios, y cuidando de nuestra ilustre prole.

Ya ves pues que no puedes ni debes morirte antes que yo, mucho te agradezco, que dejes temores a un lado.

En la demora está el peligro.

Después del asesinato de Alfaro, su esposa Ana Paredes de Alfaro vivió ocho años más. Ella falleció en Panamá a los 66 años en 1920. En Guayaquil hay un colegio con su nombre.

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.