Breve historia de algunos chocolates que nos gustan mucho

El chocolate debe de ser una de las cosas más deliciosas del mundo, encontrarás muchos adeptos a esta afirmación. Además, casi nunca sienta mal, y cuando una amigo del trabajo se va de viaje y trae recuerdos, es muy probable que elija una funda de chocolates para repartir y todos lo veremos con una sonrisa. Ese es el efecto del chocolate, nos hace felices.

Pero hay tantas variedades y decir que una marca es la mejor da para mucha discusión, con gusto los probaremos todos, pero hoy queremos aprovechar para contarte sobre la historia de algunas de las marcas que nos complacen el paladar.

Milka

La única vaca lila del mundo es inconfundible. En 1901 fue lanzada con el nombre de Suchar Milka, con la vaquita tan característica y los Alpes suizos como fondo. A lo largo de los años ha hecho verdaderas delicias en la memoria de millones de personas.

M&M

Tenemos la ilusión de que nuestro color favorito sabe mejor. En realidad todos saben igual…¿o no? Pues el naranja es el único que tiene relleno crocante. Todo empezó en 1939, cuando los norteamericanos Forrest Mars y R. Bruce Murriec compraron los derechos de los chocolates ingleses smarties y a lo largo de los años, sus iniciales fueron adaptando colores y sus iniciales.

Garoto

En 1929 el inmigrante alemán Henrique Meyerfreund fundó la fábrica de caramelos H. Meyerfreund & Cia en Brasil, donde vendía unos caramelos con forma de balas, que eran vendidos por niños (garotos en portugués), de tal modo que la asociación con el producto hizo que cuando los pidieran, se refirieran inmediatamente a sus vendedores, los garotos. Así a lo largo de los años lanzaron productos como Baton, Serenata de Amor, Caja Amarilla y Talento, que causan ilusión cada vez.

Nutella

 

La famosa y adictiva creada de avellanas y cacao, Nutella® surgió tras la II Segunda Guerra Mundial como la solución inteligente a un gran problema: la escasez de suministros de cacao. Creada por el Pietro Ferrero, un fabricante de repostería de Piamonte, Italia, ante la falta de cacao, intentó sumarle otro ingrediente que no escaseaba, para untarlo al pan. Y sin duda le salió bien.

Hershey`s

Luego de fracasar en su fábrica de caramelos, en 1894 Milton Hershey decidió incorporar chocolates a sus caramelos sin sospechar que estaría produciendo uno de los chocolates más famosos del mundo. Cuando decidió mezclar la lecha con el chocolate para hacer los dulces y hacerlo en serio, sin tener mayor idea de cómo se hacía revolucionó lo que hoy es una de las industrias más amados del planeta.

 

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.