Severus Snape y su importancia en la saga de Harry Potter

El actor británico Alan Rickman, que interpretaba al profesor Severus Snape en la saga de Harry Potter, falleció este 14 de enero. Así lo informó su familia. «El actor y director Alan Rickman murió de cáncer a los 69 años. Estaba rodeado de su familia y amigos», decía el comunicado de prensa.

Rickman encarnó al profesor Severus Snape en las películas de Harry Potter, pero antes saltó a la fama con su papel del inolvidable villano Hans Gruber, en la película Die Hard (Duro de matar – La jungla de cristal). Por eso hoy te contamos de la importancia de este actor como su personaje de Severus Snape en el universo de Harry Potter. Alcen sus varitas potterheads, estamos de luto.

ALERTA: Spoilers de los libros y películas a continuación. Súperalo, ya pasaron varios años desde que salieron.

Severus Snape y su importancia en Harry Potter

Nadie lograría darle más caracter a Snape en las películas de Harry Potter que Alan Rickman. Severus Snape es en los libros más que solo el molesto profesor de pociones con aspiraciones de ser profesor de defensa contra las artes oscuras. En sus propias palabras:

«La gente, por lo general, adora a Snape. Él es sarcástico, terco, etc, etc. Pero también es fascinante. Me divierto mucho personificándolo», dijo Rickman en una entrevista.

El pequeño Severus vivió toda su vida en una casa que estaba cerca a un barrio muggle (no mágico) ya que su padre no era mago, pero su madre sí era bruja. Desarrolló una gran pasión por las artes oscuras y la supremacía de los «sangre pura» y se unió a los mortífagos a pesar de estar enamorado de una hija de muggles y tener un padre muggle.

Snape hizo muchas cosas durante la Primera Guerra Mágica contra Voldemort, entre ellas convertirse en agente doble para la Orden del Fénix. ¿Por qué? Por Lily, para evitar que Voldemort la matara (cosa que terminó pasando de igual manera). Siguió ayudando a la Orden durante la Segunda Guerra Mágica ya sin Lily para inspirarla, y por sus acciones se salvaron muchas vidas y se evitó que Voldemort llegara a tener el mismo poder que tuvo durante la Primera Guerra.

El «profesor con cabello negro y grasiento, nariz ganchuda y piel cetrina» se ve desde la primera página y película como una persona terrible, que odia a sus estudiantes, sobretodo a Harry, a Neville y Hermione. A Harry porque se parece a su padre, quien solía hacerle bullying en la escuela; a Neville porque él pudo ser quien fuese marcado como el igual de Voldemort (y Lily no habría muerto) y a Hermione porque siempre sabe las respuestas y eso le irrita.

La actitud de Snape, de ser frío y sarcástico, de disfrutar el ridiculizar y torturar a sus alumnos y tener favoritos, no suele justificarse (en las películas suele golpear a Ron en la cabeza a menudo). Él tuvo una vida difícil, pero como le dice a Harry «tal vez aún no te has dado cuenta, pero la vida no es justa».

Durante los cinco primeros libros de la saga todos piensan que Snape es malo y que Dumbledore hace mal en confiar en él. En Harry Potter y el príncipe mestizo se da prueba que todos tenían razón. Severus mata a Dumbledore. TODOS odiaron a Snape: lectores, espectadores y los personajes del mundo mágico. Sin embargo, en Harry Potter y Las Reliquias de la Muerte aclara el asunto. Dumbledore lo planeó todo. En ese capítulo hay una transformación de los dos personajes: Snape se convierte en un héroe (conservando sus ambigüedades) y Dumbledore, el intachable director gana aspecto de villano.

En un solo capítulo del séptimo libro se revisa la historia de amor entre él y Lily y se le da otra mirada al «peor recuerdo de Snape». Una historia hermosa, trágica y que le da un significado más romántico a su sacrificio. Él escondió lo mejor de sí mismo y fue fiel a Dumbledore aunque todos lo odiaron.

Snape se consagra como un héroe trágico al final de Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, pero debemos recordar que no es lo uno ni lo otro. Cuidaba a Harry, pero lo torturaba porque odiaba a su padre. Cuidaba de Draco, pero maltrataba a otros estudiantes. Quiso salvar a Lily porque la amaba, pero le daba igual si James o Harry morían. Lo que sí es Snape, es el personaje con más complejidad y ambigüedad moral dentro del universo de Harry Potter.

¿Amas u odias a Severus Snape? ¡Cuéntanos en los cometarios!

Me gustan los animales: especialmente los perros y los gatos. Fan de la literatura infantil y juvenil (LIJ).