15 discos de rock alternativo para vivir al máximo

Nunca dejes de lado tus discos de rock alternativo. Gracias a ellos descubrimos sensaciones sonoras y vivimos al máximo. Además ese estilo conserva el aire indie de la rebeldía y la fusión sin dejar de ser rock.

De hecho, los Premios Grammy tuvieron que añadirla como categoría en 1991 para ubicar al rock con sonido menos comercial (vaya ironía… igual terminó haciéndose muy rentable), también es un género que no tiene miedo a fusionarse con otros. Mejor dicho… al diablo las sub-etiquetas.

Por eso hemos preparado una lista de 15 discos de rock alternativo esenciales. No solo eso, además les daremos una alternativa a cada disco sugerido. Nos centraremos en los 90s.

Discos de rock alternativo

1. Sonic Youth: Daydream Nation (1988)

Una de las bandas más queridas por los músicos grunge, quienes gustaban de la idea de convertirse en algo como Sonic Youth: sin concesiones y divirtiéndose de experimentar con el ruido.

 Si te gustó también escucha: La banda de Billy Corgan, Smashing Pumpkins, lanza Siamese Dreams (1993) un disco con letras sobre la depresión, el desencanto y la tensión que provoca querer cumplir las expectativas, el usual leitmotiv del grunge.

2. Pavement: Crooked Rain, Crooked Rain (1994)

Segundo disco de la banda californiana, una de las más influyentes y que mantuvo ese ansiado perfil independiente pese a su éxito. Un álbum con guitarras melancólicas y con cambios emocionales. Además contiene Cut Your Hair, uno de los temas más conocidos de la banda.

Si te gustó también escucha: Los australianos de Silverchair han pasado por algunas etapas y sus discos siguen sólidos. Neon Ballroom (1999).

3. Beastie Boys: III Comunication (1994)

Su disco Check Your Head de 1992 los había regresado a un sonido más hardcore que incluían samples, pero III Communication tiene inspirados a Michael Diamond (Mike D), Adam Horovitz (Ad-Rock) y al ahora fallecido Adam Yauch (MCA). Su sonido dub, lleno de rapeo y bajos entradores te reconvierte la atmófera de cualquier cuarto. Y si a esto añadimos Sabotage, canción para renegar de los paparazzi, no podemos pedir más.

 Si te gustó también escucha: En Rage Against the Machine (1992), Zack the la Rocha es un provocador y grita como muy pocos, por fortuna Tom Morello no deja que la guitarra se opaque y así hacían sentir rebeldes a sus fans… «and now you do what they told ya«.

4. Nine Inch Nails: Downward Spiral (1994)

Sí, a este disco le fue muy bien. Es sórdido casi hasta la obscenidad y quizá por eso seduce tanto, con su sonido industrial y tecno pop. Ajá, Trent Reznor te seduce con lijas y martillazos sintetizados

Si te gustó también escucha: Wither, Blister, Burn & Peel de los Stabbing Westward (1996), más rock industrial bien ensamblado.

5. Beck: Mellow Gold (1994)

Un Beck Hansen que aún no tiene mayor dominio de su guitarra y que experimenta cada vez que lo desea, logra un disco muy divertido aun en las canciones patéticas. Escucharás voces de borrachos discutiendo, juguetes, ruidos incontrolables y hasta melodías que parecen mantras como en Blackhole. ¿Mencionamos que la canción que abre el disco es Loser? Es inevitable que te enganches.

Si te gustó también escucha: Vamos a ponernos retro y escuchar a Velvet Underground & Nico (1967), una banda predecesora del género.

6. Pixies: Doolittle (1989)

Condenados Pixies, hacen sentir que tener una banda es solo reunirse y enchufar los instrumentos para sacar canciones explosivas. Acá el bajo de Kim Deal te hará sentir como los ratones de Hammelin, arengados por Black Francis, los seguirás sin importar si quedas mutilado en la escucha. No ocurrirá, porque con los Pixies siempre hay un mono que se ha ido al cielo por ti. Lamentablemente luego de este disco Francis y Deal empezarían a cansarse uno del otro.

Si te gustó también escucha: Otro de Pixies, no te quites el gusto de Surfer Rosa (1988).

7. Pearl Jam: Ten (1991)

Potente disco debut. Tardó más de un año en asimilarse pero llegó para dejar huella. Hay opiniones encontradas con Pearl Jam, algunos sienten que hacían un grunge algo forzado, no obstante es innegable que el estilo de Eddie Vedder era uno de los más copiados entre los vocalistas de bandas de su época. Puede ser cualquier cosa, pero en el disco se siente sudor y pasión con amplificador.

Si te gustó también escucha: El grunge tiene en Chris Cornell a una de sus mejores voces con Soundgarden. En su disco Superunknown (1994) tiene dureza y brillo.

8. Nirvana: Nevermind (1991)

Ya hemos hablado antes de In Utero, que mientras pasan los años parece ser el disco que mejor representa a Nirvana, pero si te olvidas de lo mainstrem que Nevermind hizo al grunge, y te concentras en lo importante -su música- hallas un álbum que ni bien termina lo querrás repetir. Todo empezó con un demo grabado en cassette que dio harto trabajo a su productor Vig Butch. Y valió el esfuerzo:  Bajos galopantes, batería agresiva y Kurt Cobain.

Si te gustó también escucha: Fue erróneo aunque comprensible, pensar en Foofighters como la continuación inmediata de Nirvana. Pero Dave Grohl logró acomodarse la etiqueta y mostrar su música. ¡Ve a The colour and the shape! (1997).

9. Dinosaur jr.: You’re Living All Over Me (1987)

Atmósfera densa, voces suaves y quejumbrosas alternándose. Guitarras melódicas con alto nivel de gain. Dinosaur. Jr es como el manual ‘hágalo usted mismo’ de cómo hacer rock distorsionado, todo bien hasta que su guitarrista intercala efectos y solos que dejan atrás a los novatos. Es fácil querer a Dinosaur Jr luego de escuchar este disco.

Si te gustó también escucha: Layne Staley el difunto vocalista de los Alice in Chains era un poco depresivo pero también tenía una voz filosa que se abre camino en tus gustos musicales a medida que lo sigues escuchando junto, al casi metalero sonido de su banda. Opta por Dirt (1992).

10. Screaming Trees: Sweet Oblivion (1992)

Otra de esas bandas que influyeron a muchas otras sin llegar a ser mainstream. Optamos por Sweet Oblivion, tiene energía y calidez, cierras los ojos y parece que están presentándose en una tarde del domingo en el patio del vecino.

 Si te gustó también escucha: The Breeders, cuando Kim Deal se separó de Pixies, armó su propia banda para hacer la música que Francis Black no estaba interesado en tocar. Escucha Last Splash (1993).

11. Faith No More: The Real Thing (1992)

Contiene canciones muy variadas con la voz algo gangosa de Mike Patton que se las juega rapeando o haciendo de metalero. Además contiene una canción ‘épica’ que se llama precisamente así.

Si te gustó también escucha: A la banda de Perry Farrel, Jane´s Adiction le debemos los Lolapallooza. No se diga más y ponte los audífonos para escuchar Nothing´s Shocking (1988).

12. Radiohead: Ok Computer (1997)

 La idea que el karma exista hace feliz a Tom Yorke. Y la canción Karma Police es un poco sobre eso…quizá no tenga que ver pero sus discos cada vez se vuelven más refinados. Ok, Computer está repleto de sonidos para alertar algo.

Si te gusta también escucha: Bjork y Post (1996). La islandesa es como un pez globo, su apariencia inofensiva puede engañar pero el disco en mención la muestra peligrosa.

13. Mudhoney: Superfuzz Bigmuzz (1990)

Mudhoney es otra de esas bandas que hay que escuchar por la influencia que  tuvieron en el movimiento grunge. Después de 25 años este disco sigue sonando underground y fresco.

Si te gusta también escucha: Queens of the Stone Age es en lo que se convirtió el rock alternativo del siglo XXI. Escuchar Songs For The Deaf (2002).

14. Sublime: Sublime (1996)

A esta lista le faltaba un album desestresante y ‘colgadote’, eso lo encontramos en esta efímera banda californiana que fusionó todo lo que les agradaba, en especial el ska y surfer rock. Además es uno de los favoritos de nuestra editora.

Si te gustó también escucha: El primer disco de Mr. Bungle (1991) es algo así como una funky metal. ¿Raro, no?

15. Stone Temple Pilots: Core (1992)

Scott Weiland es uno de los mejores vocalistas del rock. Por un tiempo se acusó a la banda de ser una copia de Pearl Jam, pero la verdad es que Stone Temple Pilots demostró que eran, por mucho, más que una copia. Este album está lleno de himnos de la época.

Si te gustó también escucha: Has visto esas superbandas compuestas por gente consagrada, bueno, pues el grunge también tuvo una y se llamó Mad Season, con el vocalista de Alice in Chains. Su único álbum es Above (1994).

Bonus: PJ Harvey: To Bring To My Love (1995)

Suena a blues por momentos, en otros PJ saca su voz glamourosa y dirty.

Si te gustó también escucha: Portishead, su album tri hop Dummy (1994) demuestra como la música alternativa tuvo a mediados de los noventas una versatilidad impresionante. Además que las voces de mujeres suenan muy bien en las canciones más oscuras.
Esperamos que te haya gustado nuestra selección. Y si no mencionamos alguno de tus discos favoritos, no dudes en mencionarlo.

Escribo, canto, callo, cavilo, camino, amo, yazgo, proveo, escucho, vino, amigo y-no faltaba más-gato. Ah, y en Makía redacto :).