10 consejos para que trabajes exitosamente desde tu casa

Haz de esa experiencia algo muy positivo

Cada vez más personas en el mundo prescinden de las acotadas y muchas veces asfixiantes oficinas, y se pasan a trabajar desde su casa. Claro, en ocasiones esto no es muy sencillo de lograr pues trabajo es trabajo y hay ciertas reglas que deberás cumplir para no morir en el intento. Por eso, si estás pensando en trabajar desde casa, debes leer este post.

Una posible falta de motivación y disciplina al no tener a alguien que te esté diciendo lo que tienes que hacer ¡YA!, las distracciones propias del hogar y la falta de interacción, son factores que te pueden jugar en contra a la hora de encarar esa nueva forma de trabajo con la que ya subsisten millones de personas en el mundo.

Si crees que estás en el grupo de los que sí pueden hacerlo, es bueno que tengas en cuenta estos 10 consejos indispensables para que ese cambio de rutina resulte efectivo para tus intereses:

  • UNO: Define el lugar donde trabajarás

Debe ser un lugar tranquilo, alejado de las distracciones hogareñas. Asegúrate que cuente con una buena iluminación. Lo bueno es que en ocasiones te podrás premiar trasladando “tu oficina” a un patio, parque o cafetería, lo que te ayudará a romper la rutina, algo prácticamente imposible de hacer si trabajas en una oficina tradicional.

  • DOS: Genera un ambiente adecuado

Con eso tendrás más eficiencia y comodidad. Contar con un escritorio con el espacio necesario para desarrollar tus labores y una silla cómoda es fundamental. Adorna con los implementos que te hagan sentir bien y relajado, como fotos y plantas.

  • TRES: Línea y número independientes

Contar con una línea de teléfono y número de celular independientes al de tu casa y personal, te será de mucha utilidad para separar el trabajo de tu vida personal.

  • CUATRO: Establece horarios de trabajo

Una vez que lo hayas hecho respétalos, aunque puedes tener cierta flexibilidad con ellos. Si un día te quedas más de la cuenta porque debes entregar un trabajo, al siguiente puedes disminuir de tu carga horaria el equivalente al tiempo utilizado en la jornada anterior. Claro, no debe representarte un riesgo al momento de medir tu productividad. Recuerda que despejar la mente también es bueno.

  • CINCO: Planifica tu día

Fíjate objetivos para corto, mediano y largo plazo. También arma listas con las tareas que deberás realizar en los días venideros. Que las cumplas será vital para que tu nueva forma de trabajar sea efectiva.

  • SEIS: No trabajes en exceso

A muchas personas les sucede que al no tener a alguien controlándolos bajan su nivel de productividad, a otros en cambio les sucede lo contrario: trabajan en exceso. Esta situación en vez de aumentar tu rendimiento en cuanto a resultados, te llevará a una fatiga que redundará en resultados magros que lejos estarán de ser lo que tú pretendes.

  • SIETE: Haz pausas

Trabajando desde tu casa deberás respetar los horarios que te hayas fijado, pero de todos modos realiza pequeños intervalos de algunos minutos, camina y respira el aire fresco, con eso ayudarás mucho a tu salud física y mental, e incrementarás tu creatividad.

  • OCHO: Evita las distracciones

La televisión, el teléfono sonando, tus hijos correteando por la casa o las conversaciones de cualquier familiar, pueden ser muy nocivas para tu trabajo ya que te pueden distraer. Para evitarlas, es fundamental el espacio de la casa que hayas elegido para trabajar. También debes hablar con quienes vivan contigo para que respeten tu lugar de trabajo. Además, es una buena práctica cerrar todas las aplicaciones, webs y silenciar las notificaciones de tus dispositivos y redes sociales que puedan desconcentrarte.

  • NUEVE: Mantén una buena postura

Siéntate de manera correcta y evita así dolores de espalda, cuello, hombros y cabeza, molestias en codos, piernas y ojos. Para lograrlo siéntate con la espalda recta y bien apoyada al respaldo de la silla. Tus ojos deben estar a la altura de la parte superior del monitor de tu computador, mientras que tus brazos y antebrazos deberán estar en un ángulo de 90 grados al momento de utilizar el teclado. Realiza intervalos para hacer ejercicios simples de estiramiento y fija la vista en un punto lejano a la pantalla, de esa manera evitarás la fatiga ocular.

  • DIEZ: No te aísles

La falta de interacción física con otros compañeros de trabajo puede generar en ti una disminución en la motivación y productividad, es más, también podrías experimentar sentimientos de soledad y aislamiento, lo que podría generar problemas para tu salud. Por lo antes mencionado, es importante que no dejes de frecuentar a tus amigos, estar con tus familiares o realizar actividades fuera de casa, como practicar algún deporte, tomar clases de baile, ir al gimnasio o simplemente hablar con otras personas.

¡Sigue estos 10 pasos y haz de tu casa el mejor lugar para trabajar!

Si ya lo haces, cuéntanos tu experiencia y suma tus aportes y sugerencias.

 

Cultura pop y alimento espacial para mentes en expansión. #UnUniversoPorContar.